El delantero paraguayo Salvador Cabañas recibió el balazo que le ocasionó una grave lesión en la cabeza, tras discutir con su agresor, quien le recriminó porque “no convertía goles” últimamente para el América de México.

Según declaraciones recogidas por la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal de México, el presunto agresor, José Jorge Balderas Garza, alias “El JJ”, habría cuestionado al atacante “por la falta de goles”.

La revelación fue hecha por la prensa local en base a la investigación que llevan adelante las autoridades judiciales, tras la agresión del lunes pasado en un bar de la capital.

Un empleado de limpieza de baño del lugar, presente en el momento del incidente, dijo que Balderas abrió la puerta del sanitario, donde estaba el futbolista. “¿Qué pasó, Cabañas?”, le dijo sin obtener respuesta. “Cabañas, ¿qué onda con los goles para que el América sea campeón?”, insistió el hombre.

Molesto, el futbolista se dio vuelta y le respondió: “¿Y tú quién eres?”. La respuesta del presunto agresor fue: “El hijo de la chingada que te va a romper tu madre (hacer daño)”.

Luego, el hombre sacó una pistola que llevaba en la parte delantera de la cintura y le apuntó a Cabañas a la altura de la frente. El jugador paraguayo increpó al agresor: “Tírale, tírale si tienes muchos huevos”. “El JJ” disparó y el futbolista cayó herido en la cabeza”, explicó el empleado de limpieza.

El relato añade que el atacante fue el primero en entrar al sanitario seguido por su escolta, conocido como “El Contador”, quien tras revisar el lugar salió al pasillo.

En un video del bar, el escolta aparece conversando con una mujer rubia de origen cubano,y luego se ve a Cabañas entrar al sanitario, donde ya estaba el atacante.

Las revelaciones contradicen lo afirmado el miércoles por el subprocurador de la Procuraduría de Justicia, Luis Genaro Vásquez, que señaló que la hipótesis inicial de que la agresión se originó por una discusión sobre la bailarina.

Tres días después del ataque, Cabañas sigue grave, pero estable y continúa sedado para aliviar un edema derebral.

“No hemos tenido un cambio desfavorable, al contrario, la estabilización nos da tranquilidad, el mantener su presión intracraneal en los rasgos normales asegura una buena circulación en el cerebro”, dijo el médico Ernesto Martínez.

Cabañas está en la sala de terapia intensiva de un hospital de la capital mexicana, donde los padres del futbolista y su esposa tienen acceso.

El atacante fue operado el lunes para retirarle un coágulo, no así el proyectil, que sigue alojado en el cerebro.

El goleador paraguayo es una de las figuras más destacadas del fútbol mexicano, adonde llegó en el 2003 para defender a Jaguares de Chiapas.

Allí estuvo hasta que en 2006 se fue a las Aguilas del América y desplegó todo su talento para el gol y su ascendencia sobre compañeros y rivales.

Cabañas nació el 5 de agosto de 1980 en Asunción, y desde 1998, cuando inició su carrera profesional, jugó en los clubes 12 de Octubre y Guaraní de su país, Audax Italiano de Chile y los citados Jaguares y América, ambos de México

Anuncios