José María González, representante de Salvador Cabañas, teme por la seguridad del delantero de las Águilas, por ello espera que se tomen las medidas necesarias para garantizar la tranquilidad de la familia del paraguayo y su seguridad.

El representante hoy se encuentra tranquilo por la salud de Chava, pero preocupado por su seguridad debido a que el Gobierno mexicano no ha detenido al agresor del paraguayo.

“Han hablado de varias identificaciones de esta persona que atentó contra la vida de Salvador, por lo que la familia y todos, estamos preocupados. Tenemos que confiar plenamente en el Gobierno mexicano al cual hacemos responsable de esta situación. Esto se ha transformado en un tema nacional, entonces estaríamos contentos en la medida que el Gobierno nos apoye en esto para estar más tranquilos en lo que viene”, declaró.

Sin saber cuál fue la intención del agresor de Salvador y tratando de no entrar en detalles sobre las hipótesis que se manejan sobre lo que ocurrió en el baño del Bar Bar, José María González responsabilizó al Gobierno de México por lo que le pueda pasar a Salvador y su familia en el aspecto de seguridad.

“Espero se responsabilicen ante cualquier situación adversa que ocurra. Hacemos responsable al pueblo de México en nombre de su Gobierno. Creo que la situación amerita un mayor interés del Gobierno mexicano para que esto se esclarezca. Mientras tanto esperamos tener mayor seguridad y que asuma su responsabilidad”, declaró el representante del jugador quien medita la idea de contratar seguridad para la familia de Salvador.

José María González, aunque se siente seguro con los elementos de seguridad que están de planta en el hospital, espera que tomen medidas, pues por el momento “no estaremos contentos ni seguros en México”.

Anuncios