Salvador Cabañas ya hasta pide de comer. “Un asado”, le dijo Chava hoy por la mañana al doctor guaraní Aldo Martínez. La evolución del jugador continúa. Cabañas también movió las piernas y se mostró lúcido, según información que circuló este día a temprana hora en el hospital Ángeles, donde permanece en terapia intensiva.

Hoy no se tiene programada la emisión de un parte médico del doctor Ernesto Martínez Duhart; será hasta mañana cuando se informen las novedades de la salud de Salvador, quien desde ayer ha despertado y reconocido a sus familiares y directivos.

De esa manera, la esperanza continúa, aunque se mantienen las precauciones necesarias, pues si bien su estado es promisorio, no deja de ser de gravedad, tras el impacto de bala recibido en la cabeza la madrugada del lunes pasado.

Anuncios