Salvador Cabañas se levantó y miró al espejo, tuvo así un encuentro consigo mismo, se reconoció pero no así el estado en el que se encuentra; sin embargo tampoco se alteró, sólo vio que tenía el pelo corto, que su aspecto había cambiado.

Los Doctores esperaron respuestas, pero no las obtuvieron, pues Cabañas sigue sin “conectarse a la realidad”; saben que las lesiones en el cerebro pueden ser lentas en el tema cognitivo, por ello no ha existido desesperación alguna entre los galenos y se ha comenzado con la segunda parte del tratamiento: la rehabilitación física y cognitiva.

“Salvador va evolucionando satisfactoriamente, pero no pregunta, no dice nada, ya se vio en el espejo y no preguntó qué me pasó o por qué tengo el pelo corto. No sabe qué pasó, no sabe qué desayunó o qué platicó ayer”, declaró el Neurocirujano Ernesto Martínez Duhart, quien lo atendió desde el pasado 25 de enero, cuando el delantero de las Águilas recibió un impacto de bala en la cabeza.

“Él va bien pero tenemos que esperar a que nos vaya mostrando la recuperación de sus funciones”
Entendiendo que la recuperación del movimiento y de las funciones mentales se dan en tiempos diferentes, Martínez Duhart tomó la decisión de trasladar a Salvador Cabañas el pasado martes 2 de marzo para tratar así el tema neurológico.

“No podemos decir que ya está bien, tampoco que la situación de él sea definitiva porque la recuperación neurológica puede tardar uno, dos o tres años, él va bien pero tenemos que esperar a que nos vaya mostrando la recuperación de sus funciones.

“Ahora tendrá terapia completa, física, cognitiva y con un apoyo psicológico; él seguirá un proceso y después de la clínica podría regresar a su casa y seguir con terapias cognitivas, aunque obviamente ahorita no podrá regresar al futbol”.

Salvador Cabañas podría recuperar su vida normal si logra reconectarse con la vida, pues lo aprendido está guardado en su cerebro y podrá ponerlo en marcha cuando se recupere en el tema cognitivo.

Por lo pronto seguirá con trabajos de rehabilitación física, mental y visual para tratar que el delantero recupere todas sus funciones, pues hoy los Médicos no han registrado algún “déficit total o permanente” que afecte la vida cotidiana de Salvador.

En cuanto al tema de una probable asistencia de Salvador Cabañas al Mundial de Sudáfrica 2010, acompañando a la Selección de Paraguay como motivador, el Doctor encargado de su recuperación señaló que Cabañas “puede ir como espectador, pero no sabemos si vale la pena que vaya, todo dependerá de su evolución”, sentenció el Martínez Duhart, quien seguirá al frente de la recuperación del delantero.

[MEDIOTIEMPO]

Anuncios