Ciudad de México, jueves 8 de Abril del 2010

* El arquero señaló que Memo se fue dolido del América

Armando Navarrete se sacudió la tierra que tiene impregnada en el uniforme después de haber entrenado con el primer equipo; el arquero será el hombre encargado de custodiar el marco americanista ahora que Guillermo Ochoa lo ha abandonado.

Favor de actualizar flashplayer

Get Adobe Flash player
(Video: Isaac Castro)
Seis meses estuvo fuera del futbol pues fue operado de la rodilla derecha, pero desde hace 20 días trabaja con fuerza para estar a la altura de las exigencias, pues entiende que el equipo tiene que apegarse a la perfección para buscar un lugar en la Liguilla.

“Estoy preparado para lo que viene, hace 20 días se me dio de alta para entrenar al cien por ciento, tuve participación a la Sub-20 y me sirvió; se preparó la operación para estar en estas fechas, hice un trabajo de seis meses y medio y tengo las ganas de jugar.

“Doy la cara para este fin de semana, para enfrentar a un equipo como es Jaguares y sacar al América adelante”, declaró el arquero con seguridad.

Durante la semana ha estado platicando con Jesús Ramírez, técnico del equipo, sobre cómo se siente y si la lesión ha quedado atrás, Navarrete entonces ha sido muy claro con sus palabras: “le dije que estoy al cien por ciento”.

El lugar bajo los tres postes podría ser peleado por Alfonso Blanco, quien jugó con Necaxa para tratar de sumar minutos y poder jugar la Liguilla con los hidrocálidos, pero también para tener ritmo de juego; sin embargo Armando espera que el lugar que tanto ha esperado sea suyo, porque después de haber dejado una lesión atrás, sólo quiere vivir alegrías con su equipo.

“Yo vengo con la mentalidad de que después de algo malo que me pasó quiero calificar, quiero protagonizar con este equipo, yo me veo en finales, no lo veo de otra manera y si no se califica sería un fracaso y en mi carrera sería muy fuerte por venir de una lesión y no calificar”.

Armando espera que este sábado Jesús Ramírez deposite en él toda su confianza, como lo hicieron con Guillermo Ochoa, un hombre que hoy está llamado con el Tri para ser el arquero en Sudáfrica 2010; un hombre que según el propio Armando se fue dolido de Coapa.

“Él se fue dolido y a la vez con una gran responsabilidad de salir adelante, él quería ganar el Clásico y dejar al equipo en una mejor posición, por eso se fue triste por no poder ganar el Clásico, por no poder irse bien, pero Memo hoy más que nunca está más fuerte en carácter para afrontar lo que viene”, declaró el arquero americanista, quien enfatizó que se criticó de más a Ochoa por el par de errores que tuvo en un lapso corto de tiempo.

“El portero siempre es así, y es lamentable que por un partido o una mala racha se diga que está en mal momento, son los altibajos que se pasan como portero. Los porteros nos tenemos que hacer responsables y asumir la culpa del que está hasta atrás, hay que aceptar los errores, pero sí se le dio mucho a Memo, pero como digo lo que no te mata te fortalece”, sentenció.

[MEDIOTIEMPO]

Anuncios