León, Guanajuato, sábado 8 de Mayo del 2010

  • Los Rayos sólo pudieron celebrar con algunos familiares en el Nou Camp

Apenas recibió su trofeo como Campeón del Torneo Bicentenario 2010, el Necaxa no pudo dar la vuelta olímpica en el Estadio Nou Camp debido a que ya no había aficionados del equipo rojiblanco.

La pequeña porra que acudió al inmueble de León, fue desalojada al minuto 68 para evitar enfrentamientos con los seguidores de La Fiera, por lo que los jugadores del Bicampeón en la Liga de Ascenso se conformaron con gritar su triunfo solamente ante algunos familiares que estaban custodiados en la parte baja de la tribuna enfrente de las bancas.

Los abucheos del público local opacaron la celebración necaxista, que no tuvo hacia dónde correr con la Copa, más que en dirección de esos familiares que aguantaron a pie firme los insultos de los seguidores de los Esmeraldas a su alrededor.

Así es que el trofeo se colocó en la línea de banda, justo debajo de donde estaban los únicos partidarios de los Rayos en ese momento y los integrantes de la plantilla rojiblanca se deslizaron sobre el pasto para expresar su euforia por el regreso a la Primera División.

Inmediatamente después, el Necaxa entero se metió a los vestidores con los gritos en su contra por part

Anuncios