La Selección Mexicana de Futbol fue ubicada en el Grupo A de la Copa Mundial de Sudáfrica 2010 junto al anfitrión, a Uruguay y a Francia.

El hecho de compartir grupo con Sudáfrica, otorga al Tri y sus aficionados ciertas ventajas importantes, no sólo por la intensidad que se vivirá en los estadios, sino por la ubicación en la zona más desarrollada económicamente del país africano.

La desventaja sin duda sería la dificultad para conseguir entradas, pues lógicamente, es el anfitrión el que más afición tiene siempre en cualquier Mundial.

Aquí echamos un vistazo a las ciudades donde jugará el equipo mexicano y te comentamos cómo llegar o trasladarse entre las mismas.

Sin duda, para cualquier visitante mexicano que asista al Mundial, la base de partida debe ser Johannesburgo o Pretoria, ciudad muy cercana a la capital y que ofrece mayor tranquilidad y mejores opciones económicamente hablando para hospedarse. Cualquier visitante que llegue a Sudáfrica aterrizará en Johannesburgo, por lo que no se requerirá un vuelo extra para llegar al lugar donde jugara el Tri.

JOHANNESBURGO

Es la capital de Sudáfrica, se le conoce también como Jozi o eGoli, que quiere decir Ciudad del Oro. Cuenta con 3 millones y medio de habitantes, ubicándose a mil 753 metros al nivel del mar, en la zona conocida como Meseta Elevada “Highveld”.

Sin duda es la ciudad más ajetreada del país africano, pero no deja de lado la importante cultura de respeto al medio ambiente con la que cuentan sus ciudadanos, contando con más de 2 mil 200 parques con extensas áreas verdes y un clima durante el Invierno en las fechas del Mundial es de unos 15 grados centígrados.

Además de tener lógicamente la mayor concentración de museos, muy cerca de Johannesburgo se encuentran las grutas de Sterkfontein, patrimonio de la humanidad, por ser el lugar donde se han encontrado los esqueletos de hominidos más antiguos. Así pues, hasta el momento parece ser  Johannesburgo el lugar donde vivieron nuestros ancentros primigenios.

La ciudad nace en 1886 con la famosa fiebre del oro de Witwatersrand y posteriormente fue la zona más conflictiva del “apartheid” y donde se firmó la carta de libertad en 1955, base de la actual Constitución de Sudáfrica.

Es la sede de la mayoría de los equipos de futbol del país africano, teniendo actividad balompédica desde 1958. El equipo más representativo es el Wits, de la Universidad de Witwatersrand que juega en Primera División, contando con más de mil 500 jugadores socios.

Tiene dos estadios en el Mundial, el Soccer City (94 mil 700 personas) donde México inaugurará la justa enfrentando al anfitrión y el Ellis Park (62 mil espectadores).

RUSTENBURGO

Ubicada a 121 kilómetros de la capital Johannesburgo, el acceso a Rustenburgo es preferiblemente por automóvil o bien autobús, estando a una hora y 15 minutos de distancia.

Es una ciudad pequeña, tranquila, de 396 mil habitantes y siendo parte de la misma  Meseta Elevada “Highveld”, en pequeñas montañas y praderas a mil 852 metros al nivel del mar. En la época del Mundial el clima será alrededor de 15 grados centígrados, teniendo algunos días de 8 ó 10 grados.

A 30 kilómetros está Sun City, uno de los principales centros turísticos de Sudáfrica y a 40 minutos se encuentra la Presa Hartebeesport, un lugar común para los paseantes de fin de semana.

En esta región habita el pueblo Bafokeng o “Pueblo del Rocio”, tienen más de 200 años en la zona y Leruo Molotlegi es su actual Rey. Sin embargo, cuentan con una fuerte influencia holandesa y fueron ellos quienes bautizaron la ciudad en 1951.

La ciudad cuenta con un equipo profesional, el Platinum Stars. El estadio para el Mundial ubicado en esta ciudad es el Real Bafokeng con capacidad para 42 mil personas.

POLOKWANE

Su nombre quiere decir “El lugar seguro”. Polokwane se encuentra a 331 kilómetros de Johannesburgo, por lo que su acceso puede ser en automóvil o autobús con un tiempo de 3 horas y media, o bien en un avión de aerolínea local que hace 55 minutos.

Se encuentra en la provincia de Limpopo y cuenta con poco más de medio millón de habitantes. Tiene una altitud de mil 300 metros arriba del nivel del mar. Al igual que Johannesburgo y Rustenburgo, su clima es amable aún en Invierno, teniendo una media de 15 grados centígrados durante los días del Mundial.

Es una ciudad vibrante, inmersa en la historia del pueblo mapungubwe, uno de los más antiguos del orbe y se dice que es casa de Modjadji, la Reina de la Lluvia. Por ello, cuenta con museos muy interesantes, tanto al aire libre como tradicionales. Es un lugar ideal para el llamado “ecoturismo”, pudiendo hacer largas caminatas y practicar algunos deportes extremos, así como travesías en vehículos todo terreno. De esta zona son los baobab, los árboles más grandes de África.

Cuenta con tres equipos de la Primera División, Black Leopards, Dynamos y Winner’s Park.

El estadio ubicado en esta ciudad es el Peter Mokoba, con capacidad para 45 mil espectadores. Lleva el nombre de uno de los hijos de la pelea por la emancipación de Sudáfricacontra el régimen del apartheid que nació en estas tierras, teniendo este coloso una importancia histórica en para el país.

Anuncios