Estadio Real Bafokeng, ante un lleno, sábado 12 de Junio del 2010

  • Gerard adelantó a los ingles
  • El portero británico cometió un costoso error

Las dudas sobre que la portería era el punto más débil de la Selección de Inglaterra fueron confirmadas por Robert Green, quien con un grave error le regaló el empate 1-1 a Estados Unidos en la apertura de la actividad del Grupo C.

Los de la isla arrancaron el encuentro con gran intensidad, abrieron el marcador con un gol tempranero y de gran manufactura del Capitán Steven Gerrard apenas al minuto 3, pero enfrente encontraron un rival que nunca dio por perdido el partido y gracias a su consistencia y al portero inglés lograron la igualada.

Clint Dempsey sacó un disparo desde fuera del área al 40, de rutina para cualquier cancerbero profesional en el mundo, pero Green atacó mal el balón y se le escurrió al fondo de las redes, en un gran error.

Gordon Banks, Ray Clemence, Peter Shilton y David Seaman, legendarios y longevos porteros ingleses fueron extrañados más que nunca por toda la afición británica, ya que al parecer sus sucesores están muy lejos de llenar sus botines como lo demostró Green.

Estados Unidos e Inglaterra comparten la cima del Grupo C con 1 punto, donde Argelia y Eslovenia arrancarán con la actividad hasta este domingo; en la siguiente jornada, los norteamericanos se medirán ante los ex yugoslavos, mientras que los de la isla enfrentarán a los africanos.

EL PARTIDO

Los ingleses arrancaron el juego a tope, con intensidad total y tomaron mal ubicada a la zaga norteamericana, apenas a los 4 minutos Heskey filtró un pase al área que el Capitán Gerrard controló y se acomodó al mismo tiempo para después definir con gran clase y poner el 1-0.

El gol fue una sacudida para Estados Unidos, parecía que Inglaterra se enfilaría a una victoria sencilla, sin embargo, los de la isla cedieron la iniciativa y ahí comenzó su calvario, ya que poco a poco los norteamericanos adelantaron líneas y tuvieron aproximaciones para el empate, como un cabezazo que Altidore falló al 18.

Inglaterra fue peligroso al contrataque, sobre todo por derecha en los desbordes de Lennon y sus centros que nunca encontraron con claridad a algún receptor dentro del área, lo que pagaron caro antes de finalizar la primera mitad donde el portero cometió un error lamentable que les costó el empate.

Al 40, Clint Dempsey sacó un disparo de larga distancia, de rutina para cualquier arquero, al cuerpo, pero Robert Green atacó mal el balón y se le escurrió hacia el fondo de las redes, en un grave error que le costó a los ingleses el 1-1.

En el complemento, Inglaterra volvió a mandar en las acciones y generó varias jugadas al frente, pero entre el portero estadounidense Tim Howard y la mala puntería dieron forma al empate, entre los equipos favoritos para avanzar en el Grupo C.

Heskey tuvo un mano a mano contra Howard al 51 pero se precipitó y estrelló el balón en la humanidad del cancerbero, quien al 63 también le desvió un buen disparo a Lampard fuera del área; Estados Unidos tuvo la suya en los pies de Altidore, pero ahora sí Green desvió un tiro a primer palo que fue de gran peligro al 65.

En la parte final del encuentro, los ingleses estuvieron cerca del triunfo, pero el error de su arquero fue insalvable, ya que no pudieron meter el del triunfo por más que lo intentaron, Rooney estuvo cerca al 74 en un disparo fuera del área, luego el propio 10 dejó solo, frente a Howard a Wright-Phillips, pero entregó el tiro un minuto después y así sellar la igualada entre anglosajones.

ARBITRAJE

Carlos Simon de Brasil tuvo una buena actuación, dio fluidez al juego, que a pesar de ser intenso, no tuvo jugadas de mala intención. En general tuvo un trabajo aceptable y aplicó de forma correcta el reglamento.

Anuncios