Loftus Versfeld Stadium, ante una buena entrada, domingo 13 de Junio del 2010

  • Los serbios fueron presa del nerviosismo del debut mundialista
  • El cuadro africano desató la fiesta en Pretoria

El tercer equipo africano que salió a escena, Ghana, sacó la cara por el continente y le dio la primera victoria a esa zona geográfica en su Mundial, al derrotar 1-0 a Serbia.

El debut de Serbia en una Copa del Mundo como nación independiente pesó tanto en los jugadores que pese a contar con las mejores ocasiones para anotar, el nerviosismo influyó negativamente y provocó fallas imperdonables, que culminó con un regalo del defensa Zdravko Kuzmanovic en el penal que definió el encuentro.

A la escuadra europea le faltó serenidad para encausar de mejor manera la tensión por su presentación en la justa mundialista, en tanto que los ghaneses contaron con la fortuna de encontrarse con un rival espantado para llevarse los primeros tres puntos en el Grupo D, jugando prácticamente como locales.

Al equipo serbio le vendrá un duelo contra Alemania en el que se jugará la permanencia en este campeonato, mientras que a Ghana le espera el enfrentamiento con Australia para ver si se acerca a los Octavos de Final.

EL PARTIDO

Quedó de manifiesto que Serbia es mucho mejor equipo de lo que dice el resultado final y que al perdonar en la definición pagó las consecuencias con una anotación en contra, que además regaló de forma inaudita.

Porque Nikola Zigic, Marko Pantelic y Milos Krasic desperdiciaron las oportunidades para tomar la ventaja en el marcador siendo presas del nerviosismo del debut mundialista y dejando abierta la posibilidad para que Ghana encontrara una opción y la metiera.

Luego de una primera mitad realmente horrorosa, de mucho contacto físico, exceso de faltas y carencia de llegadas a las porterías, el cotejo mejoró en la parte complementaria y poco a poco se abrieron espacios para los dos conjuntos.

El cuadro africano sorprendió porque no salió de inicio con el hombre que tiene más desequilibrio a la ofensiva, Stephen Apiah, a quien mandó ya cuando los serbios estaban más decididos a atacar.

Appiah le otorgó mejor manejo de balón en el centro del campo a Ghana y desde ahí empezó a mandar balones con profundidad para poner en ventaja a sus delanteros.

En ese intento de ir con más fuerza al ataque, Serbia también se notó con una idea más clara a la ofensiva y con el arribo de sus laterales puso en predicamentos a la defensa ghanesa.

Así es como se presentaron las opciones de Zigic, Pantelic y Krasic, quienes no tuvieron la tranquilidad para concretar y entonces Ghana tomó confianza y se dio cuenta que también podía llegar con peligrosidad sobre el área contraria.

Para entonces Serbia ya se había quedado con un hombre menos tras la expulsión de Aleksandar Lukovic, por doble amonestación, y eso generó que los ghaneses intentarán más jugadas por el centro.

Luego vino el regalo del defensa Zdravko Kuzmanovic, quien abrió el brazo para cortar un servicio que se iba a pasar de largo, y se decretó el penal que aprovechó Asamoah Gyan, para darle el triunfo a Ghana, primero para un cuadro africano en esta Copa del Mundo.

ARBITRAJE

Bueno del argentino Héctor Baldassi, quien tuvo un buen desempeño, controlando el juego violento que de pronto surgía entre serbios y ghaneses. Aplicó correctamente la expulsión para Aleksandar Lukovic y después fue bien auxiliado por Ricardo Casas para señalar el penal con el que se definió el encuentro a favor de Ghana.

Anuncios