Estadio Puerto Elizabeth, Nelson Mandela Bay, Sudáfrica, lunes 21 de Junio del 2010

  • Los helvéticos estuvieron cerca de hacer un juego perfecto a la defensiva
  • Suiza acumuló 551 minutos seguidos sin recibir anotación y estableció un nuevo récord
  • El Grupo H se apretó en demasía, a expensas del resultado de España contra Honduras

Chile camina con firmeza rumbo a los Octavos de Final. El cuadro dirigido por Marcelo Bielsa logró su segundo triunfo consecutivo en Sudáfrica 2010 para llegar a seis puntos y ponerse como líder del Grupo H.

Los andinos lucharon y pelearon hasta el final, tuvieron varias llegadas de gol pero la zaga helvética se comportó de manera excelsa hasta que los andinos pudieron reflejar su dominio en la pizarra tras un testarazo de Mark González.

Suiza estuvo cerca de empatar en la agonía del encuentro, en quizá la única llegada de gol en la parte complementaria por parte de los suizos; no obstante, Derdiyok desaprovechó la oportunidad para los europeos y el juego se inclinó irremediablemente a favor de los adinos. Sin embargo, la victoria que los suizos lograron en su primer duelo frente a España, le sigue dando vida para buscar el pase a la siguiente fase.

Para la última jornada, los dirigidos por Ottmar enfrentarán a Honduras y se jugarán su pase a la siguiente ronda, mientras tanto, Chile con un pie en Octavos de Final se enfrentará a España.

EL PARTIDO

Cuando Mark González se levantó en el área alpina para picar el balón dentro del marco de Bengalio, Chile acabó con un excelso juego defensivo de Suiza. Hasta el minuto 75. el equipo helvético había aguantado lo suficiente para cerrarle los caminos al cuadro de Bielsa, no obstante el talento de Valdivia se haría presente con un formidable pase filtrado a Esteban Paredes quien con habilidad sacó al arquero y ya sin ángulo de tiro, optó por un centro preciso que remataría el citado Mark González, para obtener recompensa al esfuerzo chileno mostrado durante todo el cotejo.

Chile decidió el ritmo y la forma del duelo desde los primeros minutos, Suiza no tenía un potencial ofensivo como el del cuadro sudamericano, su mejor arma era la defensa, por ello decidió no pelear de tú a tú sino que optó por marcar, por dedicarse a romper el juego muchas veces a través de constantes faltas en el medio terreno.

Suiza cedió la iniciativa y se replegó buscando un empate que los llevara a seguir peleando por un boleto a los Octavos de Final. El cuadro helvético quien ya había hecho historia en su primer duelo frente a España, pretendía llevar su plan maquiavélico de la misma forma.

Pero sobre la marcha, el cuadro europeo tuvo que modificar, Behrami se fue expulsado al 30 por un manotazo a la cara de Vidal, quien exageró en su actuación pues no hubo una agresión clara. El silbante no dudó y mostró la tarjeta roja al suizo, a partir de ahí, los helvéticos decidieron que el empate a cero goles era lo mejor, por ello había que cuidarlo.

Chile siguió intentando con la figura de Suazo custodiada por Beausejour y Sánchez, pero los europeos se convirtieron en una auténtica pared. El equipo helvético comenzó a manejarse con ritmo y precisión para nulificar a los chilenos por la vía del fuera de juego en el cual los andinos cayeron en más de 8 ocasiones gracias al orden táctico de los alpinos.

Bielsa buscó opciones, sacó a un Suazo que no encontró el ritmo y optó por Valdivia, éste último quien recién había ingresado lanzó un fuerte disparo que Alexis Sánchez desvió mandando el balón al fondo de las redes, sin embargo, el fuera de lugar era claro y con ello, Suiza una vez más se había salido con la suya.

El equipo de Ottmar era preciso en la última línea y cuando Bengalio necesitó erguir su figura bajo los tres postes lo hizo sin ningún problema, por ello cuando Sánchez se metió al área después de robar un balón en la salida de los helvéticos, el arquero suizo supo responder con un achique a tiempo dirimiendo cualquier peligro ante su marco.

Sin embargo, la fortuna que acompaña a aquellos que jamás dejan de intentar recompensó al cuadro de Bielsa. Al minuto 75, Esteban Paredes ingresó por la banda derecha y mandó un centro perfecto que Mark González, quien ya estaba esperando dentro del área remató de cabeza picando la redonda con el coraje de un centro delantero; entonces, no hubo más, pues aunque Derdiyok estuvo cerca de empatar el partido al final, falló en su intento, enviando el balón a un costado del marco y extinguiendo cualquier anhelo suizo por emparejar los cartones.

ARBITRAJE

De Khalil Al Ghamdi. Malo, al nazareno saudita se le fue el juego desde el primer tiempo. Al minuto 2 marcó una falta de Suazo por una dura entrada, pero después comenzó a sacar tarjetas a diestra y siniestra situación que originó que los jugadores trataran de engancharlo pa

Anuncios