Royal Bafokeng Stadium, ante un lleno, sábado 19 de Junio del 2010

  • El cuadro africano sufrió, pero consiguió el empate
  • La escuadra de Oceanía todavía tiene vida en este Mundial

Dos penales a favor bien ejecutados por Asamoah Gyan en lo que va de esta Copa del Mundo han sido suficientes para que Ghana se apoderara del liderato en el Grupo D, por encima de Alemania.

Mientras que los alemanes tienen cuatro tantos en su cuenta tras dos partidos diputados en la ronda de grupos, los ghaneses únicamente registran los goles de Gyan, pero han valido para sumar cuatro puntos y quedarse con el primer puesto del sector.

La Selección de Australia se recuperó futbolística y anímicamente de la goleada en contra que se llevó en su presentación dentro de Sudáfrica 2010 y la realidad es que hizo méritos para adjudicarse el triunfo, aunque careció de puntería para definir las acciones que tuvo para anotar y por tal motivo nada más le alcanzó para igualar 1-1 con Ghana.

Más allá de que el resultado pudo y debió ser mejor para el conjunto de Oceanía, el punto que sumó le deja con vida para la última jornada, a la que llegará con posibilidades de acceder a Octavos de Final en caso de vencer a Serbia, esperando una combinación de resultado en el duelo donde Ghana se medirá con Alemania.

EL PARTIDO

Si bien la igualada no dejó satisfechos a ninguno de los contendientes, en términos generales brindaron un encuentro lleno de emociones y llegadas de peligro constante en ambas porterías.

Los australianos dejaron atrás su desastroso debut en esta Copa del Mundo para complicarle el camino a los ghaneses en su búsqueda de llegar a la segunda ronda y hasta tuvieron en su poder la posibilidad de cerrar por completo el Grupo D con una victoria.

Las fallas en la definición impidieron que la escuadra de Oceanía se llevara el triunfo con todo y que se quedó con un hombre menos por la expulsión de Harry Kewell al minuto 24.

A Ghana le sorprendió la postura agresiva de su rival y se tardó mucho en meterse al partido, y sólo lo logró gracias a la jugada donde Kewell cometió penal y recibió la tarjeta roja.

Antes de eso, la Selección de Australia tuvo el control del cotejo, con una determinación que le permitió irse encima de la portería contraria y poner en riesgo permanente al portero Richard Kingson, quien no aguantó la presión y cometió un grave error cuando no pudo rechazar bien un tiro libre ejecutado por Marco Bresciano y que aprovechó Brett Holman para abrir el marcador.

Después vino la acción de Kewell en donde metió el brazo derecho sobre la línea de gol para impedir el paso del balón. Penal, gol para Asamoah Gyan y empate de los ghaneses.

A continuación vino la parte del juego donde Ghana tomó el control y apretó en busca de darle la vuelta al marcador, y una gran atajada por parte de Mark Schwarzer salvó a los australianos cuando expiraba la primera mitad.

Ya en el complemento los Socceroos se acomodaron mejor en el terreno de juego y crearon las oportunidades para quedarse con los tres puntos, pero los yerros de Scott Chipperfield y Joshua Kennedy lo impidieron.

Se convirtió en un cotejo de ida y vuelta, los equipos se olvidaron de los mediocampistas y todo se jugó en ambas áreas, pero ya no cayeron más anotaciones.

EL ARBITRAJE

El italiano Roberto Rosetti fue abucheado en el Estadio Royal Bafokeng, pero la verdad es que tuvo un buen desempeño, y en la acción más polémica del duelo señaló bien el penal cometido por Harry Kewell y su consecuente expulsión, por haberle metido el brazo derecho al balón sobre la línea de gol.

Anuncios