Durban Stadium, ante una buena entrada, martes 22 de Junio del 2010

  • A los nigerianos les faltó un gol para avanzar
  • La escuadra asiática se enfrentará a Uruguay en Octavos

Las increíbles fallas en la definición de los nigerianos le dieron el pase a Corea del Sur para enfrentar a Uruguay en los Octavos de Final al quedarse con el segundo lugar del Grupo B.

En un juego trepidante, intenso y lleno de dramatismo, los coreanos sellaron su pasaporte para la segunda ronda gracias a que su rival no supo concretar en momentos clave del partido y que además su portero concedió un tanto, y de esta manera la Selección de Nigeria se convirtió en la segunda africana que fue eliminada de la Copa del Mundo 2010.

La mejor actuación en cuanto a funcionamiento colectivo de los nigerianos no les alcanzó para ganar el cotejo que necesitaban para seguir con vida, y se regresan a casa con un fracaso sobre sus espaldas, y en cambio los coreanos celebraron en grande su clasificación a la siguiente fase, a pesar de que se llevaron muchos sustos a lo largo del duelo.

El conjunto asiático terminó con cuatro puntos para colocarse en la segunda posición de su grupo, mientras que Nigeria se quedó en el fondo del sector con la unidad que registró gracias a esta igualada.

EL PARTIDO

El equipo nigeriano salió decidido a ganar el partido porque los tres puntos le darían el pase en caso de que los griegos perdieran ante Argentina -cosa que sí ocurrió-, pero sus propios errores lo dejaron fuera de Sudáfrica 2010.

La situación fue dramática para Corea del Sur porque empezó perdiendo desde el minuto 12 cuando Kalu Uche definió de derecha dentro del área adelantándose al defensa Du Ri Cha. El mismo atacante envió un disparo al poste al 35′. Y desde la anotación hasta el minuto 37 el conjunto asiático estuvo fuera del Mundial.

Y retomó el aliento en el momento en que Jung Soo Lee, en un remate fortuito porque quiso pegarle de cabeza y el balón le dio en la pierna derecha, mandó el balón al fondo de las redes a ocho minutos de que finalizara la primera mitad.

El complemento fue un auténtico ida y vuelta, con los nigerianos encima de la portería contraria y los coreanos contragolpeando en todo momento, y la gente en las gradas moviendo la cabeza de un lado a otro con lo vertiginoso del juego.

Apenas comenzó la segunda mitad y el portero africano Vincent Enyeama regaló el segundo tanto para Corea del Sur en un tiro libre ejecutado por Chu Young Park de pierna derecha. El arquero dio un paso a la derecha y ahí perdió el espacio para detener el disparo del coreano.

Aún así Nigeria fue mejor, generó oportunidades para darle la vuelta y nada más le alcanzó para empatar. El Capitán Yakubu Aiyegbeni cometió el oso más grande en lo que va del Mundial cuando estaba solo dentro del área chica, ya sin portero, y echó el balón a un costado.

El mismo Yakubu consiguió la igualada en el cobro de un tiro penal, y después en otra acción muy clara para llevarse el triunfo, el delantero Obafemi Martins no definió de frente al arquero coreano. La escuadra africana empujó con fuerza, pero ya no pudo anotar el gol que necesitaba para meterse a Octavos de Final, y los asiáticos festejaron en grande su clasificación.

EL ARBITRAJE

Bueno de Olegario Benquerenca, de Portugal, quien estuvo cerca de las jugadas y señaló correctamente el penal a favor de Nigeria en el segundo tiempo, que significó el empate final. Mostró cuatro tarjetas amarillas, aplicando el mismo criterio en todas.

Anuncios