Estadio Universitario, sábado 7 de Agosto del 2010

  • Fue un partido intenso y de emociones
  • Los felinos abrieron el marcador, pero las Águilas alzaron el vuelo y empataron
  • Un golazo de Damián Álvarez hizo vibrar las gradas del Universitario

Un partido que descargó grandes emociones y que cumplió con las expectativas, fue el que escenificaron los equipos de Tigres y América esta tarde en la cancha del Universitario.

<!–

Aunque los felinos alargaron su racha de partidos sin celebrar una victoria con su afición, los asistentes al “Volcán” esta vez no recriminaron el empate de 1-1 que su escuadra obtuvo frente a las Águilas.

Este día ni capitalinos, ni regiomontanos pudieron extender su paso ganador de la semana anterior y tuvieron que repartirse puntos en esta Jornada 3 para llegar ambos a cuatro puntos en este Apertura 2010.

EL PARTIDO

El técnico felino, Ricardo Ferretti, respetó el cuadro que le dio resultados una jornada anterior, cuando derrotó al Necaxa como visitante, por lo cual mandó a los mismos 11 hombres a la cancha del Universitario para enfrentar a las Águilas de Manuel Lapuente. Por su parte, el timonel águila salió con una alineación esperada, con sus mejores hombres en el ataque como Matías Vuoso, Vicente Sánchez y Enrique Esqueda, y la experiencia en el mediocampo con Pável Pardo, Daniel Montenegro y Adolfo Rosinei, presentando una novedad en la zaga con la inclusión del juvenil Patricio Treviño.

Antes de que el silbante Mauricio Morales decretara el pitazo inicial, el duelo en las tribunas comenzó con las porras de ambas escuadras, ya que un buen número de americanistas se hizo presente en el “Volcán”. A pesar del gran ambiente, la erupción en el inmueble empezó cuando uno a uno de los jugadores saltaron a la cancha, siendo el argentino Lucas Lobos el más ovacionado por los seguidores auriazules.

Apenas arrancó el juego, el conjunto del “Tuca” mostró hambre de querer obtener la victoria ante su afición después de ocho meses de no lograrlo, ante unas Águilas que se mostraban sorprendidas por el ímpetu ofensivo de los locales.

Fue al minuto 14, cuando Lobos tocó la portería azulcrema, pero ni su disparo ni el contrarremate de Francisco Acuña pudieron incrustarse en el arco de Guillermo Ochoa. Al 18′, Itamar Batista intentó abrir el marcador, sin embargo su tiro tampoco tuvo el destino correcto.

América intentó reaccionar y tuvo algunos llegadas a través de Vuoso y Vicente Sánchez, pero sus disparos tuvieron dirección a las tribunas del Universitario.

Los minutos transcurrían con tinte de emoción y la exaltación en las tribunas llegó al 32′, cuando Lobos cobró un tiro libre directo que llevaba olor a gol, pero Memo Ochoa evitó que el festejo llegara para los seguidores tigres, al desviar el obús a una mano para mandar a tiro de esquina.

Sin embargo, fue al 41′ cuando los gritos de gol contenidos en las gargantas de los hinchas felinos se escucharon con intensidad, pues Damián Álvarez hizo una magistral anotación. La jugada se originó tras un rebote en el área chica en un tiro de Itamar, que la “Chilindrina”recibió para disparar con un potente y colocado trazo de pierna derecha dentro del área chica, y que no dejó ninguna oportunidad de despejar para Ochoa.

El mismo argentino tuvo otra oportunidad de ampliar el marcador antes de que concluyeran la primera mitad, pero no tuvo suerte.

Para la parte complementaria el conjunto de Lapuente salió decidido a empatar los cartones, y al 55′ Daniel Montenegro cobró un disparo de tiro libre que pasó rozando el arco de Cirilo Saucedo.

Dos minutos más tarde, Enrique Esqueda tocó el arco felino, pero su disparo rebotó en el cuerpo del zaguero Israel Jiménez, y en el contrarremate el balón salió disparado a las tribunas del “Volcán”.

Los intentos americanistas no cesaron y al 62′ fue Israel Martínez el que se paró frente a la portería tigres, pero su tiro pasó apenas desviado de las redes auriazules tras un desvío de la zaga local.

El segundo tiempo fue de ida y vuelta, y tras una ofensiva felina al 78′, el América respondió con un contragolpe a través de Vicente Sánchez, quien cedió por la derecha a Alonso Sandoval, pero el “Negro” dejó escapar la oportunidad de igualar el marcador.

Pero la insistencia americanista tuvo su recompensa y fue ‘Rolfi’ el encargado de decretar el empate, al aprovechar un gran desborde de Vicente Sánchez, quien realizó sendos quiebres para la derecha del área felina para después mandar una diagonal exacta para la llegada de Montenegro.

Itamar Batista terminó con las esperanzas de los aficionados de Tigres de festejar un triunfo, ya que su cabezazo al 87′ fue bien atajado por Memo Ochoa.

El partido no terminó limpio, ya que Israel Martínez se hizo expulsar por una dura falta sobre el recién ingresado Alberto Acosta

EL ARBITRAJE

Bueno de Mauricio Morales. Sacó correctamente las tarjetas amarillas para ambos lados y en la expulsión a Martínez no titubeó ya que estaba cerca de la jugada.

Anuncios