Estadio Azteca, ante una entrada regular, domingo 26 de Septiembre del 2010

 

  • Los americanistas ligaron 22 partidos sin perder de locales
  • Vuoso anotó un par y no los celebró

América volvió a ganar, ligó 22 partidos sin perder en casa y además dejó en la lona por 3-2 a uno de los rivales más fuertes del actual torneo, Santos Laguna, un triunfo que es una gran inyección de ánimo para los dirigidos por Manuel Lapuente.

Y es que las Águilas se vieron sorprendidas, se fueron abajo en el marcador apenas a los cuatro minutos con un cabezazo de Christian Benítez, pero de la desventaja sacaron gran motivación y muy pronto le dieron la vuelta al marcador, por momentos brindaron buen juego de conjunto y las individualidades respondieron a la hora buena para sacar la victoria.

Vicente Sánchez emparejó momentáneamente las acciones al 23, en una buen combinación con Óscar Rojas y Vicente Matías Vuoso, mientras que éste último se despachó con un doblete, al 30 y 37, contra su ex equipo, pero cumplió su palabra y no festejó, en tanto, los laguneros descontaron al 41, vía Fernando Arce, para dejar el marcador definitivo 3-2.

Las Águilas terminaron el partido con 10 hombres por la expulsión de Rosinei, llegaron a 15 puntos pero no pudieron recuperar la cima del Grupo 2 que está en manos de Toluca con 16, mientras que los laguneros se quedaron con 18, en el tercer lugar general y segundo del primer pelotón.

La próxima semana, América visitará a Cruz Azul y Santos recibirá al Toluca.

EL PARTIDO

Las Águilas arrancaron con intensidad, fueron al frente y muy pronto estuvieron a punto de abrir el marcador, cuando Vicente Sánchez quedó mano a mano con Oswaldo Sánchez apenas al minuto 2, pero el portero lagunero pudo atajar con su humanidad el disparo del uruguayo.

Parecía que América se adueñaría de las acciones pero fue sorprendido al 4, en un pase por izquierda de Juan Pablo Rodríguez al corazón del área, donde Aquivaldo Mosquera fue techado por el balón, no así el ecuatoriano Christian Benítez, quien remató de cabeza para poner el 0-1 y además anotar por cuarto partido consecutivo en la liga.

Pero el gol, más que perjudicarle, le ayudó al América, quien se hizo de la pelota y echó para atrás a los laguneros, se mostró con un rival fuerte y encontró el empate en una gran jugada de acompañamiento, una triangulación entre Vuoso, Óscar Rojas y Vicente Sánchez, éste último empujó el servicio del “Kevin” dentro del área para el 1-1 al 23.

A diferencia de otras ocasiones, los dirigidos por Manuel Lapuente no se conformaron con el empate, siguieron yendo al frente y en un error de la zaga de los de Torreón, que no pudieron cortar un pase larguísimo desde su propio campo de Juan Carlos Valenzuela, Vuoso sorprendió a todos, se enfiló sin marca hacia la portería de Oswaldo, lo eludió con facilidad a su derecha y con el marco abierto tocó suave para el 2-1 al 30, y tal como había adelantado el delantero, no celebró el gol.

Las Águilas sorprendieron gratamente a su público, porque ya con la ventaja siguieron teniendo la pelota y jugando vertical, justo premio a su esfuerzo, encontraron el tercer gol en una jugada a balón parado, un centro de Pável Pardo por derecha a segundo poste, donde Aquivaldo lavó su error en el primer gol santista al ahora bajar una pelota con la cabeza hacia Vuoso, quien en el área chica sólo estiró la pierna para poner el 3-1 al 37.

Parecía que así se iban ir al descanso, pero al 41, vino un error de la zaga americanista, en un centro de Ludueña al corazón del área el “Topo” peinó el balón hacia su propia meta, Memo Ochoa se lanzó para desviarlo, la bola dio en el travesaño y el rebote quedó en el área chica, donde de palomita apareció Fernando Arce para poner el 3-2.

Santos pudo haber empatado antes del descanso, luego de una gran jugada de Ludueña que sirvió para Iván Estrada por derecha, éste a su vez mandó un centro venenoso al área, que fue rematado por Christian Benítez, la pelota se fue por afuera besando la horquilla en una buena acción de los visitantes.

En el segundo lapso, el duelo estuvo para los dos lados, ambos equipos se fajaron en un ir y venir, agradable para el público, pero de dramatismo para las bancas, ya que Santos pudo haber empatado o América aumentado la ventaja, incluso Ochoa y Oswaldo fueron factor para sus respectivas causas, el primero desvió un par de tiros a gol al 63 y 71, de Arce y “Guti”; el segundo, sacó un cabezazo de Aquivaldo de la línea al 76.

América jugó con 10 hombres desde el minuto 67, ya que Rosinei Adolfo, quien había ingresado apenas al 54, se barrió con imprudencia y gran fuerza sobre Carlos Darwin Quintero, pero a pesar de ello, las Águilas defendieron la ventaja como pudieron, la zaga se portó a la altura en los momentos finales pero sobre todo Guillermo Ochoa, quien está más que de regreso, al detenerle al 94 un cabezazo a Benítez en la línea, en una gran reacción del cancerbero, un atajadón.

ARBITRAJE

Jorge Eduardo Gasso tuvo un buen trabajo, amonestó a Carlos Darwin Quintero al 65 por fingir una falta dentro del área rival, luego expulsó también de manera correcta a Rosinei Adolfo, por una barrida muy fuerte y peligrosa sobre el propio Quintero al 67; al final, el silbante agregó cinco minutos, lo que generó molestia en el Cuerpo Técnico y Directiva de las Águilas.

DIVISIONES MENORES

En la categoría Sub-20, América y Santos igualaron 2-2; en la Sub-17, las Águilas ganaron 3-2 a los laguneros.

Anuncios